martes, 20 de marzo de 2012

¿Hasta dónde puede llegar la crueldad humana?

Anoche, vi unas imágenes, por televisión, que me dejaron completamente sobrecogida: unos cazadores furtivos habían dormido, con dardos de anestesia, a unos imponentes rinocerontes. Les cortaron de forma chapucera el cuerno, ese que según ciertas culturas es afrodisíaco, y los abandonaron a su suerte.Al despertar, apenas pueden levantarse y algunos mueren por el trauma de las heridas.¡Terrible!.Los tiburones,también,sufren este tipo de agresiones. Les cortan la aleta dorsal, que utilizan para una sopa oriental, y los sueltan vivos, abocados a una muerte lenta.
Éstos son dos ejemplos de los muchos que podríamos tratar cuando nos referimos al maltrato con los animales.Pero, nuestra crueldad, también la vertemos sobre nuestra propia especie cuando tiramos, destruimos o acaparamos los alimentos ,cegados por una atroz especulación, y permitimos que millones de personas mueran de hambre y desnutrición.
Hay días en los que siento vergüenza de mi condición humana.


9- 9-2013

¡Qué corta me quedé cuando escribí esas palabras hace algo más de un año!!!!!.De entonces a aquí , han sido tantas las atrocidades cometidas, tanta la impunidad que , por mucho que yo lo denuncie aquí, nada nos va a salvar de seguir siendo testigos de infinidad de acciones ignominiosas que destruyen nuestra inocencia y nuestra dignidad.
Siempre me viene a la mente aquella frase (¿ del escultor y humanista Pablo Serrano? ): " El ser humano es un proyecto fracasado de Dios". Si no ¿ cómo se explican estos hechos? :
- En España,debido a la crisis, se abandonan a su suerte cientos de animales porque, sus dueños, no tienen la valentía de sacrificarlos antes de dejarlos morir de hambre en una agonía interminable.
-En Siria, se está masacrando al pueblo, incluso, con armas químicas.
-En China, una ONG ha denunciado la existencia de redes ilegales que  comercian con perros y gatos para consumo humano. Muchos son robados a sus dueños y llevados a granjas donde reciben un trato atroz. Las imágenes que hemos visto por televisión son espeluznantes.
-En muchos países se obliga a casarse a niñas de corta edad con hombres mucho mayores, robándoles la infancia  y, en muchas ocasiones, la vida por los desgarros que sufren en sus inmaduros órganos sexuales.
Por todo esto y mucho más (vuelvo a quedarme corta) es necesario hacer una profunda reflexión sobre la herencia que queremos dejar a nuestros hijos. Recuperar la humildad  que nos arrebató la avaricia y el consumo desmedido, dejar atrás costumbres salvajes y volver los ojos sobre nuestra conciencia antes de que sea demasiado tarde.

4 comentarios:

S. Oró dijo...

Apoyo tu escrito, estoy contigo. Un abrazo.

Jane dijo...

Sono d'accordo con te Maite, c'è veramente da vergognarsi. Abbraccio

Manolo López dijo...

Como ya te han dicho, Apoyo tu escrito, estoy contigo. Seinto verguenza de lo que soy, saludos

Victoria dijo...

Maite, tienes razón somos lo peor de la especie humana y todo por egoismo ambición o divertimento; hasta cuando?? Nos llegaremos a civilizar alguna vez?...Un abrazo