jueves, 9 de septiembre de 2010

Amapolas


Este cuadro ,de 150x100,es el más grande que he pintado hasta la fecha. Se trata de un encargo y, mientras lo iba manchando de colores, he recordado aquellas palabras de Woordsworth que decian:

"Aunque ya nada pueda devolver la hora

del explendor en la hierba,

de la gloria en las flores,

no os apeneis porque siempre

perdurará la belleza del recuerdo".

28 comentarios:

Carla, i colori...pensieri della mia mente. dijo...

Molto rilessante e denso di Poesia...
ciaooo

Manel dijo...

¿Es pastel, Maite? Me parece fabuloso. Me gusta mucho el punto de vista. Lo que más me fascina son las nubes, pero me gusta todo. Felicidades.

MAITE RUBERT dijo...

Carla: gracias por tu comentario.

Manel: Es un óleo.Sí, el punto de vista, tumbado en la hierba, viendo las flores por encima de tu cabeza, y ese cielo ¡tán luminoso! me gustó.
La foto, me ha salido un poco borrosa.

nouvelles couleurs - vienna atelier dijo...

que lindo!

Ana Miralles Rubert dijo...

Esta muy bien Maite!!!, te ha quedado genial!!, seguro que quien te lo haya encargado queda muy contento con tu cuadro.
La foto también está bien, no se ve borroso para nada, así que no te preocupes.
B7s

MAITE RUBERT dijo...

Ana . Gracias por los ánimos que me das.

Laura : Me alegra que te guste este cuadro. Saludos.

Victoria dijo...

Hola Maite, quiero felicitarte doblemente, las amapolas y la propuesta de una idea mucho arte que es muy origínal. Un saludo

Julián Andrade dijo...

Precioso cuadro y sentida poesia. Una vez más me encantan tus colores.

joancoch dijo...

MUy bueno maite, felicidades.
el que has comentado tiene 7mtos de largo x 1,20.
gracias i hasta pronto.

Costea dijo...

Un campo de amapolas hermosa :).

joancoch dijo...

Hola maite, buen trabajo, i gracias por tus comentarios
que siempre animan a mejorar nuestras obras, hasta pronto.

calamanda dijo...

Me gusta mucho como ha quedado el cuadro y las medidas muy acertadas...es muy bonito y nada
mejor que acompañarlo con un poema
de uno de los grandes, así que el
resultado me parece precioso.

Estoy encantada de estar aquí.

Un beso.-

davman dijo...

Es precioso Maite!! Y lo que más me gusta es que lo has pintado cómo si fueras una niña que casi no alcanza la corona de la amapola y me ha hecho pensar cuando era peque y me parecía que unos matojos en el patio de atrás eran la selva (todavía me acuerdo y eso que yo era muuuuy pequeñín).
Te felicito y gracias por regalarme este viajecillo al pasado
Salud
dv

Tito dijo...

Maite, trovo molto belli questi papaveri (amapolas) e trovo geniale il punto di vista che hai utilizzato. Ciao!

MAITE RUBERT dijo...

El punto de vista es lo más destacable, de esta pintura, y veo que todos lo habeis apreciado.Estoy muy contenta con vuestra opiniones.¡¡ Gracias!!.

Eva Magallanes dijo...

Asombrosa la perspectiva desde la cual nos entregas a estas hermosas flores. Me imaginé a una Maite pequeñita (como Alicia en el país de las maravillas) tirada a ras de la tierra, en medio de la hierba, con su mirada enormemente abierta y su mano dándole vida al pincel para plasmar este regalo de la naturaleza.
"De la flor de la Amapola seré su mejor amiga, la pondré bajo la almohada para quedarme dormida"
(La Jardinera, Violeta Parra)

MAITE RUBERT dijo...

Eva: tú y Davman habeis coincidido en verme de niña frente a esas enormes flores.Me veo en ese paisaje imaginario.Los versos de Violeta Parra son un hermoso canto a la tierra que ,ella misma, cultivó.

Soy Erdosain dijo...

Maite!!! qué hermosa pintura, qué bien trabajás el color!!! Me alegra tanto tener contacto con tu arte!!!

Gabriella dijo...

Una vera poesia dipinta,la limpidezza del cielo, i papaveri in primo piano sono incantevoli.

Denise Scaramai dijo...

¡enhorabuena!
muy bonito y bien hecho; el ángulo de el ángulo de visión es muy interesante, que magnifica aún más la presencia azul de cielo!
Me encantó!
Abrazos

chicha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
chicha dijo...

Me encanta...y también la cita.

Pinturas, Murales y Diseño Gráfico dijo...

MAYTE, ERES UNA CAJA DE SORPRESAS, HERMOSAS LAS FLORES DE TU CUADRO MAS GRANDE Y HERMOSAS TAMBIÉN LAS QUE PINTASTE EN PASTEL. UN ABRAZO. ALICIA

chicha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
chicha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
chicha dijo...

Maite, con este cuadro sí que he disfrutado, me encanta, y como dice Carla...es muy relajante y está lleno de poesía.

Olivia dijo...

Me gusta la elección de tu ángulo y la frescura de este ambiente primaveral. ¡ Esto me gusta!

anuar bolaños dijo...

Algún día haré una pintura con este poema de mi autoría.

MAPLE LEAVES

En un sendero atravesado por el otoño
me he detenido,
dejo que mi cuerpo haga parte de la visión.
Hojas amarillas, anaranjadas, pardas, verde pálido,
rosadas, jaspeadas de negro y vinotinto,
flotan a mi alrededor sin moverse.
No giran en torno a mi. Flotan.
Móvil sin hilos ni armazón.

El fondo es un tela azul semioscura.
Templada, sin matices ni arrugas.
Al frente tengo árboles de tronco marrón
y millares de hojas verdes oscuro mate.
Bajo mis pies
un sendero de piedras gastadas sube un poco.

Mi cuerpo desprende trozos
del mismo color y forma de las hojas.
Tengo el torso desnudo,
pantalón negro y botines cafés.
El aire helado me enfría por dentro.
Estoy detrás de quien observa
y describe esta visión: yo mismo.

Rayos de sol
atraviesan en diagonal
vetas de iluminación y brillo,
su tibieza saca por mis poros
gotas resplandecientes.

He venido a Yaraguá, Montaña del Viento,
a inyectarme pausa y frescura,
a pensar en lo efímero de los sufrimientos,
a ver el tiempo inventar colores,
a volverme paisaje.



anuar iván.